Translate

Google+ Badge

martes, 18 de noviembre de 2014

Mi primera experiencia con el surf

No podía irme de Chile sin saber qué se siente al surfear las olas del Pacífico y sobrevivir para contarlo.


Por lo general suelo ser bastante torpe y todavía me sorprende que haya sobrevivido a mi primer contacto con el surf. Era algo que siempre quería hacer y por fin llegó el momento de atreverme, además no se me ocurre un lugar mejor que una playa del Pacífico.

Al ser de Galicia sé nadar perfectamente, es mi deporte favorito e incluso competía hace ya unos años, por lo que el mar no me da miedo ni nada parecido. Durante mis vacaciones de verano he hecho bodyboard en varias ocasiones, no era una experta ni mucho menos.

En el siguiente vídeo muestro qué es bodyboard (Lógicamente a mí no se me daba tan bien):



Recuerdo cuando en mi niñez/adolescencia veía la seríe Blue Water High que trataba de un grupo de jóvenes deportistas que entraban en una prestigiosa academia de surf australiana, mostraban los problemas de las personas de su edad, los líos amorosos... Lo típico que veía una chica de diez u once años. El caso es que parecía muy sencillo cuando lo veía desde el sofá de mi casa y babeaba por lo guapo que me parecía el actor que hacía de Edge (Khan Chittenden) en la primera temporada. 


Mi antiguo amor platónico

Así que el pasado fin de semana me decidí, tenía que aprender a surfear o al menos no terminar en el hospital con alguna fractura. Por suerte uno de mis amigos controlaba del tema, fue nuestro instructor durante unas horas y vio todo tipo de torpezas por nuestra parte. Madrugamos un domingo y nos dirigimos a La boca de Concón, una playa que está a media hora de Viña del Mar.

Una foto de internet de La Boca de Concón. A mí habrá que darme más tiempo para que logre hacer lo mismo.

Durante semanas hizo muy buen tiempo, parecía que ya estábamos en verano pero justo cuando se nos ocurrió ir a la playa se nubló e incluso hacía frío. Nos dio igual, teníamos muchas ganas de ir y confiábamos en que el neopreno fuese efectivo. 

Había muchos locales que alquilaban la tabla y el traje, había que negociar el precio para que nos saliese lo más económico posible. Por casualidad encontramos a una conocida y nos lo dejó por 7.000 pesos además sin límite de tiempo. Lógicamente aceptamos su oferta y procedimos a cambiarnos, empezaba lo bueno.

El primer reto fue ponerse el traje, estaba húmedo y era muy difícil entrar en él. Tras muchos saltos y peripecias varias lo logré. Al ser la primera vez que agarraba una tabla de surf me entregaron una grande y que resbalaba menos, pesaba un montón pero en teoría era estable.

¡¡Al agua patos!!

Para parecer profesionales hicimos unos ejercicios de calentamiento y echamos un par de carreras por la playa. Al meterme en el agua comprobé que pagar por el neopreno había sido buena idea ya que no se notaba el agua fría, aunque estoy acostumbrada porque en Galicia está helada. 

Momentos antes de meternos en el agua

Mi enorme y pesada tabla

Nociones básicas
La teoría es muy bonita, pero nada tiene que ver con la realidad. Me caí, tragué agua, choqué con algunas personas... A pesar de todo eso no me cabe la menor duda de que volveré para perfeccionar mi técnica, por lo cual serán muchas las veces que vuelva a pisar esa playa. El máximo progreso que logré ese día fue ponerme de rodillas y pillar unas cuantas olas, fue una sensación muy buena. A veces madrugar tiene cosas buenas.

He tachado otra de las cosas de mi lista: ''Cosas que hacer en Chile''. Ahora lo que me falta es encontrar un lugar donde pueda aprender a hacer kitesurf.

Kitesurf


domingo, 16 de noviembre de 2014

Juan Pablo Flores, humorista chileno

Tuve la oportunidad de verlo hoy en un centro comercial de Viña del Mar. Cada semana llevan a un humorista o algún grupo, mientras cenas puedes escuchar música en directo o echarte unas risas.




Juan Pablo Flores

La primera vez que me pareció ver a este actor fue en Chipe Libre, una teleserie que anunciaron hasta la saciedad. Sí tengo un problema con Juan Pablo Flores y Mario Horton, los confundo y no se parecen en absolutamente nada. ¡¡ TENGO QUE IR AL OCULISTA !!

Juan Pablo Flores

Mario Horton

La historia comenzó cuando llevaba menos de una semana en Chile, al fin tenía casa y me había instalado, pero faltaba lo más importante: Contratar internet. Aquellos días me parecieron el Apocalipsis, cómo iba a vivir sin poder conectarme e ir a robar wifi a la entrada del hostel en el que me había alojado mientras buscaba departamento no era cómodo.

En algo tendría que ocupar mi tiempo, todos los del piso estábamos igual de impacientes por la llegada de internet. En aquella época hablábamos, socializábamos, increíble. La única tecnología que teníamos en la casa era la televisión, éramos esclavos de la programación basura que emitían en los cuatro canales públicos que teníamos disponibles. 

Canal 13 comenzó a bombardear con una nueva teleserie, Chipe Libre mientras sonaba una canción de Coti de hace mil años. Fue en ese momento cuando surgió un interesante debate en nuestro salón: ¿Qué diablos significa Chipe Libre?. Acosamos a los chilenos que conocíamos hasta que dimos con la respuesta, una pareja que se deja de ver durante un tiempo y se pueden acostar con otras personas (Una especie de ''relación abierta''). Pues en esta famosa serie, a mí no me convenció y me vicié a Mentes Criminales, me pareció que Juan Pablo Flores interpretaba el papel de Mario Horton.

Chipe libre


Ahora sí que he acertado, Juan Pablo Flores participa en el programa de humor El Club de la Comedia. Una forma importante de conocer un país nuevo es comprender las gracias que hacen, a mí todavía me cuesta entender algunas bromas y muchos de los chilenismos que emplean... Ante la duda, presión de grupo, si todos se ríen únete a ellos.

El club de la comedia




Por lo de ahora tan sólo he ido una vez al cine, lo cual es una vergüenza porque me encantan las películas pero mi presupuesto estudiantil es reducido, y vi Fuerzas Especiales. Una comedia chilena, no cabe ninguna duda por los chistes tan peculiares que utilizaban, en la que participó Juan Pablo Flores y me gustó mucho su papel. Era humor absurdo, algunas gracias no las entendí porque estaba ocupada descifrando qué decían los actores pero fue dinero bien invertido. Además como ya he dicho, cuando veía que todos los de la sala se partían de risa me unía al grupo. 

Las personas que conformaban el elenco de actores eran muy conocidos: Ariel Levy, Loreto Aravena, Ramón Llao, Pato Pimienta y el ya citado Juan Pablo Flores entre otros.

Fuerzas especiales, película chilena
Ariel Levy

Loreto Aravena




Me imagino que me faltarán otros papeles de este actor, pero entiendo la razón por la que hoy al terminar su monólogo la gente se abalanzó sobre él para conseguir una fotografía. Es bastante gracioso y esta tarde en más de una ocasión me atraganté por la gracia que me hizo algunas de sus ocurrencias. 




martes, 11 de noviembre de 2014

Pasteles chilenos

Si lo tuyo es comer ricos pasteles, Chile será un buen destino. En esta entrada comentaré todos los pasteles que he comido.


Llevo en Chile tres meses y medio, en este tiempo me he dado cuenta de lo caro que es este país a la hora de comprar comida. Prefiero comprar en los mayoristas y los mercados tradiciones, los supermercados están vetados y sólo recurro a ellos en caso de urgencia. 

Pongamos como ejemplo la aliada de todo estudiante que se precie, la pasta. (Unimarc es barato, el único supermercado que cuenta con esos precios).

258 pesos, pasta en un mayorista

Otro mayorista, tres paquetes por 1000 pesos

Tres paquetes de pasta 1.599 pesos en Santa Isabel
Para comprar frutas, verduras, carne y pescado recomiendo los mercados y las ferias. ¡Fresco y barato!
Mercado municipal de Viña del Mar

Mercado de Viña del Mar

Mercado de Viña del Mar

Mercado de Viña del Mar
Sin embargo, en todas las pastelerías y las secciones de dulces de las tiendas aparecen precios asequibles. En el supermercado se pueden comprar tartas, o tortas como le dicen en Chile, mucho más baratas que en España. A mí siempre me ha encantado el chocolate, por lo que siempre que entro en una tienda siempre se me van los ojos a esos estantes y más con esos precios.

Tarta para el cumpleaños de un compañero (Yo soy más joven jijiji)
Esa tarta estaba deliciosa, debido a las prisas la compramos en uno de los supermercados más caros (Santa Isabel) y pagamos casi 7.000 pesos, pero hay lugares más baratos y otros tipos con ingredientes diferentes. Es extraño encontrar a alguien a quien no le guste el chocolate, cuando votamos cual llevaríamos fue sencillo.

En Viña del Mar hay calles repletas de pastelerías, por ejemplo la Avenida Valparaíso donde he comprado en muchas ocasiones y he comido auténticas exquisiteces. 

No hay nada mejor como comprar un montón de ricas calorías e ir a la playa a comer, nada más y nada menos que frente al Pacífico. En esa ocasión compré un erizo, el pastel de chocolate que está detrás a la derecha, el de la izquierda llevaba manjar como casi todos los dulces chilenos y el no había nombrado era como una crepe con dulce de leche. Aunque en Galicia las crepes se conocen como filloas, la elaboración viene siendo la misma. Pero no he dicho lo mejor, en total pagué aproximadamente 700 pesos (Menos de un euro).

Ricos pasteles

¡Echo de menos las filloas de mi abuela!

Dicen que comer dulces es bueno para estudiar, tengo mis dudas al respecto pero lo seguiré tomando como excusa para seguir comiendo cantidades industriales de grasa. Además para conocer un país es necesario saber cuáles son sus platos típicos y catar nuevos sabores. Siguen sorprendiéndome algunos de los nombres que le asignan a los pasteles, por ejemplo facturas o calzones rotos.

Rico pastel de crema

Pañuelo, pastel relleno de crema

Otro pastel de crema

Calzones rotos, me recuerda al hojaldre
Basándome en los precios que he visto hasta el momento la unidad suele costar entre 300 o 500 pesos, en España es raro encontrar pasteles más baratos de un euro. Algo que aquí es muy común es que las personas vendan comida en las calles, normalmente son señoras que cocinan en su casa y después lo comercializan.

Nata con manjar (200 pesos)

Para no variar, manjar (200 pesos)
Y en último lugar pero no menos importante, cómo iba a escribir sobre dulces sin nombrar los helados. En Viña del Mar hay muchos locales en donde se pueden comprar cucuruchos enormes por 490 pesos y el XXL por 890. Menos mal que el gimnasio me queda cerca de casa...

Chocolate con vainilla (490 pesos)

lunes, 3 de noviembre de 2014

Los 80 vs Cuéntame cómo pasó

En todos los países se han emitido series que nos han tenido pegados al sofá y marcaron una época. En el caso de Chile ha tenido un gran éxito ''Los 80'' y le encuentro un gran parecido con ''Cuéntame cómo pasó''.

Cuéntame cómo pasó (Primera Temporada)



Últimas temporadas de Cuéntame cómo pasó


Los 80 (Primera Temporada)

Última temporada de Los Ochenta

Ambas series se centran en la historia de dos familias de clase media, cuyos padres luchan por ofrecerle un futuro mejor a sus hijos en un contexto social y político de una dictadura. Cuéntame cómo pasó se ambienta en los últimos años del régimen Franquista (Finales de la década de los sesenta y principios de los setenta), aunque debido al éxito obtenido continúa emitiéndose y han llegado al 1982. Mientras que Los 80 se ubica entre el año 1982 hasta el 1989, por lo cual refleja la dictadura de Pinochet.

El elenco de actores de la serie chilena y española es muy conocido, han conseguido numerosos premios y después de tantos años están totalmente identificados con sus personajes de ficción. De hecho en numerosos foros la gente se muestra descontenta o penada porque Los 80 está emitiendo su séptima y última temporada, después de seis años en antena. Sin embargo, los directores de Cuéntame cómo pasó no han mostrado indicios de querer terminar y ahora mismo ya no saben qué inventar.

La familia Herrera (Los 80) y los Alcántara (Cuéntame cómo pasó) están formados por el mismo número de miembros, cuatros hijos, economía media, cada temporada mejoran su situación y cada personaje cuenta con su peculiar personalidad. Comencé a ver Cuéntame cómo pasó en la niñez, al principio no comprendía todo lo que mostraba la serie pero siempre me ha interesado la historia y cada vez me gustan más los capítulos. Con el tiempo sentarse en el sofá con mi madre para ver esta serie se convirtió en una cita a la que no se podía faltar. Hace poco tiempo que veo Los 80, todavía estoy en la segunda temporada pero me está gustando mucho.

Por supuesto que en el caso de España hay partes de la historia que han sido ignoradas y como lleva muchos años en emisión la serie ya no saben que más contar de los personajes. En mi opinión, las últimas temporadas nada tienen que ver con las primeras. Espero que Los 80 no me defraude de ese modo. 

A continuación mostraré qué actores y actrices conforman el elenco y las similitudes que encuentro entre ambas series, creía que tal vez Los 80 se había inspirado en Cuéntame pero parece ser que es una versión de la americana: The Wonder Years (Según Wikipedia), aunque continúo con mis dudas porque me parecen primas hermanas.

En la primera fotografía vemos al matrimonio Herrera (Juan y Ana) interpretado por Daniel Muñoz y Tamara Acosta. Él comienza la serie con 45 años, es el cabeza de familia, trabajador y de ideas fijas. Ella es un poco más joven, su preocupación principal es el bienestar de sus seres queridos 






Después de trece años de emisión y 16 temporadas les presento el emblemático matrimonio Alcántara (Antonio y Mercedes), interpretados por Imanol Arias y Ana Duato. Él es el cabeza de familia y como hombre de su tiempo pretende tener siempre la razón, trabajador y a lo largo de la serie se superará a sí mismo. Ella siempre velará por sus hijos, se vuelve una mujer emprendedora e incluso llega a la Universidad, una auténtica revolución para su época. 


Como he dicho anteriormente el número de hijos es idéntico en las dos series, dos mujeres y dos hombres. Sus aspiraciones, personalidades y vivencias obviamente cambian pero mantienen cierta simetría.


Claudia Andrea Herrera (Loreto Aravena), la primera licenciada de la familia. En la primera temporada entra en la facultad de medicina de la Universidad de Chile, todo un orgullo para unos padres de clase trabajadora. Desde ese momento toma consciencia de la situación política y social que vive su país. Desde luego que sería la pareja ideal del hijo mediano de los Alcántara, se entendían a la perfección.



En las primeras temporadas Inés, la hija mayor de los Alcántara, fue interpretada por Irene Visedo y después la cambiaron por Pilar Punzano. En mi opinión esta decisión fue un error porque me gustaba más la primera actriz.




Sin duda lo que más caracterizaba a Inés eran sus ganas de libertad y de superarse, decide ser actriz e incluso se vuelve hippie y vive en una comuna en Ibiza. Será protagonista de muchos de los chismes del barrio: Las minifaldas, su matrimonio con el antiguo cura obrero, su exilio político a Francia...








El hijo mediano de los Herrera es Martín Antonio (Tomás Verdejo). Un muchacho que sueña con hacerse piloto y que por lo visto no logra cumplir su sueño (Según me han dicho), todavía no sé qué le ha pasado porque prefiero verlo que leerlo en internet. Por ahora puedo afirmar que las discusiones con su hermana debido a temas políticos y las riñas con el pequeño de la casa están aseguradas.



Toni (Pablo Rivero) es el hijo mediano de los Alcántara, el primer licenciado en Derecho de la familia. Jamás lo podían haber pensado sus padres, quienes procedían de un pequeño pueblo de Albacete (Castilla La Mancha). Al igual que Claudia Herrera, en la universidad se abre un nuevo mundo ante sus ojos y es consciente de la realidad política de España.

Participa en numerosas huelgas, pasa a formar parte un partido clandestino, se ve obligado a esconderse de la policía (Eugenio, el cura obrero del barrio siempre le ayudará), es detenido... Decide dedicarse al periodismo y continúa involucrándose en cuestiones políticas, incluso hace un reportaje en Portugal durante la Revolución de Los Claveles.



Siempre hay un pequeño de la casa, en el caso de Los 80 se trata de Félix Patricio (Lucas Escobar). Básicamente durante la serie se ve crecer, en las primeras temporadas era el que hacía preguntas incómodas sobre política y otros temas que no comprendía.





Salta a la vista el paso de los años y a medida que pasan los capítulo se ve que sus intereses o preocupaciones van cambiando. Poco a poco se convierte en un adolescente y deja atrás a aquel niño inquieto.





El pequeño Carlitos (Ricardo Gómez) ha crecido en Cuéntame cómo pasó, es el ejemplo más claro para darse cuenta de todos los años que lleva la serie en antena. Lo cual me hace gracia porque más o menos este actor y yo somos de la misma quinta.


Cuando era un niño era el que ingenuamente hacía las preguntas incómodas, al igual que Félix, lo que conllevó que llevase más de una bronca.

Después llegó la adolescencia, cambiaron sus motivos de preocupación y aspiraciones. Siempre mostrando el momento histórico en el que vivía y por ejemplo lo complicado que era mantener una conversación con sus padres sobre el tema que más le preocupaba en esos años: Las mujeres.

Muestra un gran interés por la escritura, pero lo toma como una afición. Se embarcará en un proyecto empresarial junto con unos amigos, un bar propio de la década de los ochenta que hace vivir de nuevo la Movida Madrileña.



Sin duda alguna la historia de los personajes ha derivado mucho después de tantos años. Actualmente se centran en cuestiones más personales que una perspectiva histórica, por ello ha perdido parte de su esencia y supongo que es complicado pensar que a una familia le puedan ocurrir todas esas cosas. Pero le guardo un gran cariño a esta serie y jamás nos podremos olvidar de esa voz en off de un Carlos adulto que cuenta la historia de su niñez y juventud.





Otra de las muchas coincidencias entre Ana Herrera y Mercedes Alcántara será que vuelven a ser madres a los 40 años. Una noticia que no se esperaban, menos en un momento económico no muy oportuno.



De nuevo volverán a comenzar y tendrán que lidiar todavía más con la vida familiar y laboral. Pero ello no impide que logren sus metas, por ejemplo Mercedes Alcántara se las ingenia y saca tiempo de donde no lo hay para ocuparse de su negocio (Una peluquería y después una tienda de ropa) e incluso estudiar en la Universidad.




¡Atención he encontrado una diferencia!. Los 80 no dan tanta relevancia a la abuela, Cuéntame cómo pasó se caracteriza por Herminia (María Galiana). Una mujer de orígenes rurales, con achaques propio de la edad y su gran sabiduría popular. Es un pilar fundamental de la familia, siempre pendiente de todos y con frases ingeniosas dignas de recordar.







No cabe la menor duda de que Los 80 y Cuéntame cómo pasó han tenido un gran éxito y que serán recordadas por mucho tiempo. La serie española incluso ha sido fuente de inspiración para producciones de países como Portugal, Ecuador o Italia.

Conta-me como foi (Portugal)

Parece que fue ayer (Ecuador)

Es complicado conseguir mantener el interés de los espectadores después de tanto tiempo, pero Los Ochenta y Cuéntame cómo pasó lo han conseguido. En el caso español, la historia ha dado muchas vueltas y en este momento buscan la polémica o las disputas amorosas. Prefería las primeras temporadas en las que había más referencias al momento histórico, pero la ambientación sigue estando muy lograda. Mi madre vuelve a revivir los setenta viendo a Josete (Cuéntame cómo pasó) con una cartera de Pipi Calzaslargas, los ochenta al recordar la muerte de Chanquete (Verano Azul), los ondulados imposibles o la música que marcó una época.

La última temporada de Cuéntame no me ha gustado y me he llevado una decepción, espero ansiosa a comience de nuevo para ver si no me llevo otro chasco. Y continuaré viendo Los 80, por lo de ahora me alegro de haberla empezado y estoy aprendiendo más sobre Chile.

Algo muy positivo es que se pueden ver online, tanto en la página del Canal 13 (Los Ochenta: Enlace) como en La 1 (Cuéntame cómo pasó: Enlace). Espero haberle hecho suficiente publicidad y que alguien se anime a verlas.